Cinemorelia

1
¿Quién no ha soñado vivir en un mundo alterno? Quisiéramos en algún momento de nuestra vida ser alguien completamente diferente. Los niños pueden extender esas posibilidades más allá de lo común y llegar a niveles casi mágicos. Esta es la premisa principal de “El mundo mágico de Terabithia” dirigida por Gabor Csupo (Productor de Los Simpson y Rugrats), que después de 27 años sin dirigir (su última cinta fue la desconocida “Dance” de 1980).
Actualmente, se ha vuelto tendencia el género de aventuras con toques de magia y épicas batallas; sin embargo “Terabithia” se ve y se siente diferente, explora los sentimientos humanos y problemas propios de la agridulce edad de la adolescencia; los conflictos escolares y las crisis familiares son sólo alguno de los obstáculos que hay que solucionar.

Jess es un niño de 12 años, el cual tiene 4 hermanas, por apego y obligación debe de cuidar de su hermanita menor, quien apenas cursa preescolar. Las cosas son difíciles para él, pues además de ser parte de una familia pobre, es molestado constantemente en la escuela por otros niños; su único escape es dibujar hábilmente todo lo que el imagina, además de admirar como tonto a su maestra de música, de la cual está platónicamente enamorado. No es sino hasta que llega Leslie, hija de dos escritores de clase más acomodada y vecina de Jess, que el jovencito podrá abrir su mente y empezar a cambiar las cosas. Los dos chamaquillos comenzarán a construir un reino más allá del arroyo, el cual atravesarán columpiándose por una gruesa cuerda.
Junto a su reino fantástico, también nacen criaturas espeluznantes las cuales son un reflejo de sus miedos más íntimos, vencerlos significa un triunfo trascendente a sus vidas reales.

Sin embargo, lo mejor de todo, al igual que la novela de Katherin Paterson en la que está inspirada, las cosas pueden suceder como menos lo esperas. En lo técnico, las actuaciones y la esencia de los personajes llevan un peso inmenso que no es necesario recurrir al despliegue de efectos especiales que exigen cintas de fantasía. “El mundo mágico de Terabithia” se aleja mucho de ser de color rosa, igual que la vida misma; nos da una alternativa de ver las cosas con imaginación y madurez.

Calificacion: 5/5

Publicar un comentario

El David dijo... 18:25

Buen trabajo el que haces aqui.

Un saludo. De otro que ronda entre la ciudad de cantera.

 
Top